El FMI y el Gobierno acordaron una reducción de la meta de reservas en 1.800 millones de dólares

El organismo mundial de crédito publicó un documento en el que aprobó la cuarta revisión y expuso modificaciones en el acuerdo por la refinanciación de la deuda.

El Gobierno, a través de la gestión del ministro de Economía Sergio Massa, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordaron una serie de modificaciones en el acuerdo por la refinanciación de la deuda, entre la que se destacan una reducción de 1.800 millones de dólares en la meta de reservas para 2023, a raíz de la sequía que afectó al país.

«El personal apoya la modificación solicitada de la meta de acumulación de reservas para acomodar parcialmente el impacto de la cada vez más severa sequía, teniendo en cuenta el impacto de las medidas políticas de compensación acordadas», explicó el organismo mundial de crédito a través de un documento.

Tras la aprobación de la cuarta revisión del programa firmado en marzo de 2022, no hubo ninguna variante en la cifra del déficit fiscal: 1,9% del PIB para este año. Además, se avanzará en el recorte de los subsidios energéticos para los hogares de altos ingresos a partir de mayo.
«Alcanzar el objetivo de déficit fiscal primario del 1,9 % del PIB en 2023 requerirá esfuerzos decisivos para fortalecer el cumplimiento tributario, los controles de gastos y la focalización de la energía subsidios y asistencia social«, advirtió el FMI.

La política cambiaria, según el FMI

«El Banco Central debería estar preparado para subir tipos de interés en caso de nuevos choques inflacionarios y/o una intensificación de las presiones cambiarias», indicaron desde el Fondo acerca de la gestión de tasas de interés reales positivas para evitar una mayor brecha cambiaria y una salida de depósitos en pesos hacia el dólar.

En cuanto al sector cambiario, el organismo señaló que «en la medida que las condiciones lo permitan» deberán eliminarse las restricciones cambiarias, «ya que las medidas cambiarias administrativas temporales no sustituyen política macroeconómica».

A pesar de ello, el FMI aprobó la solicitud del gobierno argentino de «una prórroga de 12 meses» para la ejecución de medidas cambiarias, tales como tipos de cambios diferenciados, como medida de emergencia y de corto plazo.

Noticias Relacionadas

Próxima Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?